vela-cumple-2-web“Hombres de luz, que a los hombres, alma de hombres les dimos”. Es nuestra frase favorita del himno de Andalucía y queremos utilizarla como regalo en nuestro segundo cumpleaños. Ya son dos años dando coletazos de la ciencia que hombres de luz, constancia y pasión desarrollan en nuestra tierra y fuera de ella.

En este periodo hemos relatado cómo la tecnología ayuda a los que más lo necesitan: a los mayores en sus casas, con el proyecto GiraffPlus, y a los invidentes para que usen sus teléfonos móviles, con la háptica, la ciencia del tacto.

También hemos seguido teniendo un hueco para la ciencia hecha por mujeres. La catedrática de la Universidad de Sevilla Laura Roa nos contó como la naturaleza la inspira para abordar todos sus proyectos.

En verano miramos al cielo y aprendimos que, además de suponer un bello espectáculo, estas bolas de fuego conocidas como estrellas fugaces envían a los científicos datos para conocer mejor el origen y la evolución del sistema solar.

Este año conocimos a Lucía, que representó la historia de muchas mujeres que han vivido un proceso de dominación y sujeción por parte de sus maridos porque consideran que son superiores a ellas.

Tampoco hemos olvidado el medio ambiente y cómo obtener energía de residuos como los posos del café.

Esos dos deditos triunfantes que acompañarían a cualquier niño al que le preguntan su edad pretenden ser una V de victoria, pero entendida como lo hacía el córdobes Séneca: “Dos veces vence el que en la victoria se vence a sí”. Así hemos vencido a la falta de tiempo y a las dificultades. Todo con la colaboración de los científicos que, con el único interés de contarnos lo que hacen, han charlado con nosotros para luego ver el resultado plasmado en un reportaje. Gracias.

Gracias también a los 7.400 personas que habéis visitado este patio virtual. Han sido 1.800 más que en el año anterior y para el grupo de apasionados de la ciencia que mantenemos esta ilusión que se llama Ciencícola es la mejor recompensa.

Gracias por seguir acompañándonos en nuestra aventura